NUESTRA BANDERA EN TIEMPOS DE CRISIS

Written by VictorTomas on . Posted in Noticias

por » Luis Miguel López @Luismilopez5 en http://blogs.grada360.com

La inevitable caída del At.Madrid, producto de la falta de recursos y de su agotamiento estructural heredado de Ciudad Real, ha dejado como en una isla desierta al todopoderoso FC Barcelona que se ve avocado a sufrir su propia superioridad en un devenir de la competición domestica que hoy en dia está a años luz de la que se llegó a denominar con exceso de optimismo la mejor liga del mundo. Un Barcelona que esta temporada consiguió con las adquisiciones de Nikola Karabatic y Kiril Lazarov aglutinar la mejor y mas espectacular plantilla del continente.

Lo que para los demás es un regalo de igualdad, un espectáculo de resultados inciertos que conlleva competitividad, para el Barça es un drama. Un equipo grande necesita vivir en la lucha diaria, rodeado de una tensión continuada. En cambio los azulgranas se han convertido como en una compañía teatral que pasea sus grandes obras por los teatros del 40×20, triunfando en los diferentes escenarios de nuestro país, firmando autógrafos, posando para las fotos de los mas pequeños después de vapulear al modesto huésped que le acoge como un mana caído del cielo, feliz y agradecido por haber propiciado la mejor recaudación de la temporada.

Xavi Pascual ha sido el entrenador que más ha evolucionado en los últimos años. Los que pensaron que estaba falto de experiencia para dirigir un vestuario complicado por muchas circunstancias a su llegada, se equivocaron. No le tembló el pulso en la toma de decisiones. Marcó el camino y tuvo la habilidad de asimilar conceptos tácticos diversos para adecuarlos a su particular sistema; los éxitos no tardaron en llegar. Entrenador temperamental, exigente y calculador, sabe de las consecuencias perniciosas que puede tener esa permanente gira doméstica en el rendimiento que obliga la competición europea.

Admiro su talante a la hora de enfrentarse a las preguntas de los medios de comunicación. Medir las palabras para que a los oídos de sus jugadores no lleguen sonidos de superioridad extrema que puedan generar una peligrosa confianza que merme la tensión a la que obliga la máxima competición; ya sabemos que el exceso de confianza conduce siempre al error y falta de tensión.Y a su vez Xavi Pascual debe efectuar unos razonamientos que no hagan esbozar una ligera sonrisa de incredulidad a los receptores de esas manifestaciones tanto en el ámbito de los aficionados como en su entorno deportivo más próximo.

En Europa el F.C.Barcelona es una referencia, un ejemplo a seguir. Llegados al parón invernal y tras siete jornadas disputadas de la Champions League, su dominio ha sido aplastante. Tan solo un punto cedido en la infernal pista de Skopje y una victoria incontestable en la pista de los nuevos ricos del Paris Saint Germain. Un partido en el que se enfrentaron las dos plantillas mas mediáticas del momento, un pulso entre dos constelaciones de estrellas, y donde los azulgranas plasmaron las bases de un proyecto que tan solo tiene un claro y obligado objetivo, el título europeo, la hegemonía continental.

Kiel, Hamburgo, Veszprem o PSG serán los grandes enemigos, tienen calidad y argumentos deportivos notables para hacer frente a la plantilla azulgrana. Siempre he escuchado que los grandes jugadores son los que tienen esa cualidad , ese talento, que les hace capaz de encontrar y aprovechar cualquier resquicio, alguna posible grieta en la estructura de equipo, por donde meter mano. En este caso concreto, a una plantilla tan compensada y poderosa como la del F C Barcelona, y además sacar rendimiento.

El Balonmano español sumido en sus miserias tiene en el Barcelona ese oasis en el desierto. La crisis ha golpeado con fuerza a nuestro deporte pero el Barça amparado por la grandeza económica/estructural de la sociedad blaugrana ha sobrevivido al derrumbe sufrido por otras entidades con bases menos sólidas y cajas mas vacías. Recientemente la sección de balonmano del F.C.Barcelona ha cumplido 70 años donde el éxito ha sido su bandera, 20 Ligas, 8 Copas de Europa o 17 copas del Rey, entre otros muchos títulos. Son los cimientos y los valores que se van transmitiendo y que les permite ser nuestra bandera en tiempos de crisis, nuestra imagen en Europa.

Leave a comment